Publicado el 8 comentarios

‘La Nit de la Terra’: El matrimonio entre la cocina y el campo

Nit de la terra

Los vecinos de Albalat dels Sorells y de la pedanía valenciana de Mahuella estaban intranquilos porque durante los últimos días pululaba gente desconocida por la zona. Personas que llegaban en coches a sus campos de alcachofas, de naranjas, de sandías y lechugas. Forasteros que habían roto la tranquilidad huertana en la que se vive en Mahuella, a escasos 8 kilómetros de Valencia.

Esos desconocidos, a veces acompañados por nuestro agricultor Toni Misiano, se dedicaban a pasear por un campo seco de alcachofas haciendo indicaciones, viendo por dónde se ponía el sol, comprobando la temperatura y el viento, haciendo pruebas de luces durante la noche, y otras cosas más que no tienen nada que ver con regar, labrar o cuidar del campo. Los vecinos estaban más que despistados.

Tanta era la curiosidad de los vecinos de Mahuella, que le preguntaron a Toni qué es lo que estaba pasando y él les respondió que en los próximos días en estas tierras “se celebraba una boda”. “¿A sí?” –le preguntaron– y “¿quién es la novia?”. De forma espontánea, Toni dijo “la cocina” y “¿el novio? –le preguntaron– “El novio es el campo”, respondió el agricultor con serenidad. “Es el reencuentro entre la cocina y el campo”, desveló antes de comenzar el ritual de quemar la poda de las alcachofas y que dio inicio a la “Nit de la Terra”.

Y así comenzó la “Nit de la Terra” que nos sirvió para homenajear a Toni y a toda la gente que colabora con él, a gran parte de nuestro equipo –muchos estaban trabajando esa noche–, a amigos, colaboradores y patrocinadores como AMSTEL que apoyan el proyecto y nos ayudan a seguir mejorando y creciendo cada día.

Ricard Camarena llevaba tiempo queriendo realizar este homenaje a toda la gente que, de una u otra forma, camina a nuestro lado tanto en Ricard Camarena Restaurant, como en Canalla Bistro, HABITUAL o Central Bar. La huerta está en nuestro ADN, ya no entendemos nuestra cocina sin todo lo que nos da el campo, y qué mejor forma que realizar este evento especial en mitad de un alcachofar. Algo auténtico, inédito y natural.

La tarde comenzó cuando más de un centenar de personas se congregaron en la plaza de Mahuella para dirigirse al campo de alcachofas al son de la dolçaina, con el fin de celebrar y recuperar un rito de la huerta valenciana: la quema de los restos de la alcachofa. Una forma de simbolizar el cambio de ciclo de las verduras de inverno a las de verano. Algo se quema para que luego rebrote.

Una vez en el campo, Toni explicó el porqué de este acto y se prendió fuego, aunque antes de encender la primera mata, ocurrió un momento tan espontáneo como mágico con el atardecer como testigo.

Y a partir de ahí, el fuego, la tierra, la huerta, la tradición, la fiesta, la comida, la bebida, la cocina, el campo, la música y la traca se unieron para celebrar un acto con permanecerá durante mucho tiempo en la memoria de todos los que lo disfrutaron.

8 comentarios en “‘La Nit de la Terra’: El matrimonio entre la cocina y el campo

  1. Que maravilla, me encanta, gracias por compartir esta bella experiencia, gracias por la sensibilidad, estas vivencias es lo que nos transformara como personas

  2. Brutal la experiencia! Y que suerte los que pudisteis disfrutarla!

  3. Al any que vé vull anar.
    Manolo Costa.

  4. Me gustaría me ofrecieran información para poder asistir a eventos como la nit de la Terra , si fuera posible . Son ideas estupendas

    Muchas gracias

  5. Otro día nos avisáis 😀😀😀😀
    Que nos apuntamos😏

  6. Impressionant, no trobe paraules.
    Simplement, gràcies. Gràcies per defensar la nostra terra, la nostra cuina i LA NOSTRA LLENGUA.
    Molta sort! 👍🏼

  7. L’any que ve si potser m’agradaria poder anar perquè és un espectacle molt bonic i la pedanía de Mahuella es un pagaratge molt bonic i pareix mentira que estiga al costat de València

  8. sencillamente genial 😍
    el año que viene estare atenta para ir .
    Enhorabuena a todos los que han hecho posible el proyecto y han colaborado en él

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *